8 Villanas del cine que terminamos amando

Hay todo tipo de mujeres en la pantalla grande, pero sin duda son las villanas las que siempre me han llamado la atención. Tienen ese no se qué, que aunque algunas sean más malas que el natre, las terminamos amando. No queda más que admiración o simpatía con el género.

A continuación les contaré sobre 8 villanas malas, pero malas – malas, que igual queremos: hay de todo y no están en orden específico. ¡Espero que les terminen gustando tanto como a mí!

Amy Dunne (Gone girl)

La historia se desarrolla en torno al personaje de Amy Dunne, (Rosamund Pike) una mujer manipuladora, inteligente, extremadamente buena actriz y exquisita narradora, que engaña a todo el país fingiendo haber sido asesinada por su marido (Ben Affleck). Un personaje que – aunque hizo que la odiara por gran parte de la cinta – terminó dejándome ¡admirada! por su maestría.

Miranda Priestly (The Devil Wears Prada)

La jefa que nadie quiere tener, interpretada por Meryl Streep. Miranda es una mujer absorbente, manipuladora e implacable. Tiene al mundo de la moda a sus pies y hace lo que sea por mantener su poder. De un carácter antipático – frio y distante – no hace que la odiemos; al contrario: vemos a una mujer que lucha apasionadamente por su carrera profesional y alcanzar las metas que se ha propuesto. Además ¿quién no querría estar en sus zapatos aunque sea por un día?

Señora Danvers (Rebeca)

Cuando hablamos de mujeres malas, es imposible no recordar a la Señora Danvers (Judith Anderson) en Rebeca. Ahí interpreta a un ama de llaves siempre vestida de negro, quien hace de la vida de la nueva esposa de su jefe un infierno. Se trata de un personaje inquietante, con aspecto fantasmal y voz tranquila (incluso cálida), mezcla que llega a ser perturbadora. Está siniestramente obsesionada con su antigua patrona Rebeca, ya fallecida.

Regina George (Mean Girls)

Hace 10 años Rachel McAdams interpretó a esta malvada adolescente, reina en su colegio. Y no podemos olvidarla: manipuladora, sarcástica, mandona… MALA. Si la maldad tomara forma humana, ésta sería Regina George. ¿El asunto? todas quieren ser como ella y le tienen un miedo atroz. Lo que más nos gusta de este personaje es que recibe un poco de su propia medicina, pero luego sale airosa. ¿Por qué? Pues porque es Regina George y todo lo puede.

Leslie Crosbie (The letter)

Bette Davis da vida a la inescrupulosa asesina Leslie Crosbie. Al principio de “The Letter”, la vemos disparar a quemarropa hasta cansarse a un hombre que podría ser su amante. Cuando llega la policía, ella por supuesto que acepta el asesinato, pero argumenta que fue en defensa propia. Es un personaje que actúa por despecho.

Annie Wilkes (Misery)

¿Qué hacer cuando salvas de un accidente a tu autor favorito? Lo rescatas y lo cuidas hasta que se mejore. ¿Y si te enteras que lleva el manuscrito que incluye el final de la saga de tus amores? Fácil, lo mantienes cautivo en tu casa y lo torturas hasta que escriba más relatos sobre el personaje que decidió liquidar. Esto es lo que hace la enfermera Annie Wilkes (Kathy Bates). Se trata de una sádica, quien sufre un “leve” desorden mental – que esconde tras una sonrisa – y tiene una manera muy peculiar de pasar el tiempo: asesinar. Sin duda no podemos odiarla: siempre nos gusta ver a una mujer de armas a tomar, aunque sea una psicópata como Annie Wilkes

O-Ren Ishii (Kill Bill)

Lucy Liu encarna a este personaje tan, pero tan fantástico, que todas quisiéramos ser O-Ren Ishii. Su primer acercamiento a la muerte fue a los 9 años, al ver masacrados a sus padres, así es que no esperemos a una mujer sentimental ni menos traumada. La venganza es lo que mueve a O-Ren: su primer asesinato – a quien dio muerte a sus padres – fue a los 12 años y ya a los 20 era la mejor asesina del mundo. De esta manera es reclutada por Bill y ya conocemos la historia que sigue…

Kathryn Merteuil (Cruel Intentions)

Es la versión de maldad adolescente más refinada que hemos visto en el último tiempo. Kathryn Merteuil (Sarah Michelle Gellar) es una adolescente multimillonaria que adora molestar a su hermanastro Sebastian para satisfacer sus necesidades (de todo tipo). Aunque él no se queda atrás. Juntos interpretan a una pareja adorable, cínica y totalmente vanidosa, indiferente a los sentimientos de los demás. Pero mientras avanza la historia, nos damos cuenta de que la mente perversa detrás de todo esto es ella. Una mujer manipuladora, encantadora e inmoral, que se esconde en una adolescente perfecta del colegio católico perfecto.

Quizás por algo nos gustan tanto las malvadas del cine: porque hacen lo que quieren y no se dejan engañar por nadie. Mujeres fuertes que no demuestran sus fantasmas o defectos. Y bien, ¿cuáles con tus villanas favoritas?

Abrir chat
Hola, cuando se busca agencia digital hay muchas dudas que se deben resolver. Conectemonos por Whatsapp y agilicemos el proceso.

Lo ayudaremos en su camino de convertir extraños en clientes.
Powered by